A LAS PUERTAS DE LA CATEDRAL DE MURCIA

… Por donde tantas veces he pasado de camino entre los pisos de estudiantes que ocupaba primero en Ricardo Gil y más tarde en Torre de Romo, de camino a la Universidad.

Aquel tiempo en el que descubrí a Silvio Rodriguez y a Pablo Milanés.

… el deseo de cambiar cada cuerda por un saco de balas…

…Aquel tiempo en el que escuché en directo a Claudina y Alberto Gambino cantar al Che Gevara.

Aquí se queda la clara…

Yo entonces odiaba a muerte estudiar Derecho y no sabía por qué diablos estaba dedicándome a algo tan feo y tan aburrido.

Ahora lo sé.

Hay abogados que trabajan por el dinero y está muy bien.

Hay abogados que trabajan por el estatus social y está muy bien.

Hay abogados que trabajan para captar la oportunidad de meterse en algún negocio inmobiliario y está muy bien.

Hay abogados que están ahí para aprovechar la profesión como trampolín para mientras aguardan su salto a la política o algo parecido, y está muy bien.

Quizá a alguien le interese saber cual es mi móvil. Yo no soy un héroe popular, ni un iluminado, ni un enviado. Sólo soy un ciudadano común, por suerte abogado, que no aguanta la injusticia y que se ha encontrado con la sorpresa de que aquello que tanto rechazo le causó es la única herramienta de trabajo disponible para luchar contra la tiranía y para cuidar y proteger a los débiles. Esto ya no es cosa de espadas ni de lanzas, sino de palabras, argumentos y códigos.

Perdón por expresarlo se esta manera pero resulta que el propósito de la vida de todos nosotros, sin excepción, es transformarnos en héroes. Esto es así solo porque el héroe no es el que reparte bofetadas después de salir del gimnasio, sino aquel que se pone a disposición de los necesitados.

Quizá lo entendáis mejor viendo esta conferencia que di en julio de 2012, me parece

En aquellas jornadas inciertas, cuando pasaba frente a la catedral de camino a la Facultad de Derecho, no imaginaba que un día la vida me iba a conceder el privilegio de poder servir a mis semejantes y en cierto sentido de poder pisar las huellas de quienes con más méritos que yo lucharon por la libertad a brazo partido.

Me pidieron que hablara en Valencia, pero yo estaba cerca de Murcia y prefería este reencuentro con mi pasado

Esto es lo que sucedió a las puertas de la catedral:

Pero gracias a Isabel Más, a Olga Shandrina y sobre todo a Nadia Irina Fundateanu Fundateanu, que leyó en Valencia mi breve carta, también pude estar presente en mi tierra de adopción.

Francamente me siento abrumado.

Por favor creedme si os digo que nunca busqué la notoriedad. Cuando lo de la ley de costad sólo intenté hacer mi trabajo bien y con amor y defender las casas del derribo como si fueran mías.

Quizá por eso con motivo de mi primera intervención en el Parlamento Europeo se formó una red universal de oración y en el momento en que comencé a hablar había en todo el mundo 300.000 personas rezando para que me saliera bien.

Supongo que como consecuencia de esa actitud mía auténtica y no interesada, los micrófonos vinieron a mi, pero yo nunca los pedí o los busqué.

Quiero dar las gracias a todos los que creen en mi como persona y como profesional. A todos los que se niegan a dar pábulo a las difamaciones que vierten sobre mí. A todos los que depositan en mí lo más sagrado, su confianza.

Pido perdón a tantas personas que están esperando la respuesta a una consulta. Os aseguro que he dejado de tener vida privada y que casi todo mi tiempo es para vosotros.

Nunca os voy a defraudar, o al menos haré todo lo posible por no hacerlo.

A mi me han traicionado y me han apuñalado por la espalda muchas veces. Y esto lo han hecho las personas en quienes tenía confianza ciega. La última, la mayor traición de mi vida profesional, ha sucedido hace apenas unos días.

Duele mucho más cuando he dado el corazón, el alma y hasta el último gramo de mi energía. Da igual. No importa lo que me hagan. Puedo derramar lágrimas amargas como un niño cuando la persona cuyo problema he adoptado como mío me deja tirado en la cuneta como un deshecho o incluso me acusa a sabiendas de la falsedad.

Pero seguiré adelante con esa nueva cicatriz.

Los de arriba saben bien que no voy a pararme ante nada. Saben que voy a llegar hasta el final. No me refiero a los que tienen el poder porque ostentan o creen ostentar mando en plaza, ni el supra poder porque tienen tantos cuartos que manejan a los políticos.

No, no… Me refiero a los de más arriba. Me lo dijeron esta Primavera y acertaron. O sea que lo que tengo que hacer lo voy a hacer por encima no sólo de mis enemigos sino también de los que estando a mi lado y suplicando mi ayuda después me clavan sus puñales sin un pestañeo.

José Ortega

17 comentarios en “A LAS PUERTAS DE LA CATEDRAL DE MURCIA

  1. Eres el.rayo que no cesa como dijo aquel vecino tuyo,La vida nos da sorpresas desagradables,pero nos compensa con las reacciones de otras personas,totalmente desinteresadas ,las recompensas ,los apoyos,las gratitudes,no siempre llegan de las manos que esperamos.bBalancea ,piensa y veras como haces cosas buenas y la vida también te las devuelve,habrá que aceptar ,que ella la vida no esta sujeta bajo nuestras riendas y es independiente y incompresible su dirección.Un fuerte abrazo y un descanso reparador merecido y sedante de la tensión que vas acumulando ,te deseo mucha felicidad este verano y el resto .Venga ,puertas se cierran ,pues ventanas se van abriendo.

    Le gusta a 1 persona

  2. A mi me das buena onda. Te mando el abrazo que no te di el día de la manifa de Santiago por vergoña… creo que eres auténtico y peculiar en tu forma de expresar… un tío sin dobleces… así te percibo… por eso también la mujer y yo contribuimos modestamente a tu asociación y al tema de la reclamación por las pcrs… te lo digo no por decir que yo también soy un tío kojonudo… o igual sí 😉 …. sino para enfatizar la confianza que me profesas….mucho ánimo y seguimos !!! A veces decaemos y necesitamos que nos lo digan…

    Le gusta a 1 persona

  3. Doy fé de que eres una persona muy cercana que te esfuerzas en ayudar aunque no recibas nada a cambio. Lo hiciste conmigo sin conocerme.
    Cuando la vida nos pone pruebas muy “gordas” es porque podemos enfrentarnos a ellas y eso, habla de nuestra propia fortaleza , ¿no crees?, y los desmanes de la vida nos hace crecer y aprender , ¿ no somos más sabios hoy que ayer ?. Yo me digo estas cosas cuando la vida se me vuelve “insoportable”. En cuanto a los que a veces nos hacen mal hay que decirse que ellos quizás no tienen un corazón más grande … La vida es para amar y cuando amamos (sea como sea) es porque tenemos para dar y compartir. El amor a uno mismo primero y, a los demás después es lo que da sentido a la vida , es lo que da plenitud, ¿ no es eso lo más satisfactorio que puede haber ?

    Yo también creo que todo tiene su por qué y para qué y que, es el tiempo el que nos ayuda a desvelar esas respuestas .

    Yo te ánimo a seguir en la lucha, a hacer lo que se te da bien hacer pues muchos somos los que te lo agradecemos.
    Con cariño, M. José.

    Me gusta

  4. José, eres una excelente persona, lo sabemos x tus hechos… y un excelente profesional, eso lo sabemos x tus hechos y tus dichos, siempre coherente y solidario, invocando leyes + Constitución… estás inspirado x la luz divina, sin duda.
    Aquellos q nos hacen daño a sabiendas, a pesar d la puñalada emocional q nos infieren, nos ayudan a separar más rápido la paja del trigo… al final, nos hacen un favor mostrando su verdadera cara… conviene recordar acá q la VERDAD nos hace LIBRES. Cada cual elige su camino, es así.
    Admiro tu trabajo y tu dedicación, eres la aguja en el pajar d los abogados, ¿t acuerdas d la canción “eres diferente”? Pues en tu profesión destacas en valores virtuosos… ¡un verdadero ejemplo!
    Estamos contigo, José, t has ganado nuestro cariño y nuestro respeto.

    Le gusta a 1 persona

  5. Las puertas de la Catedral de Murcia se abren a los hombres con el corazón de un Dios. Don José, existen cosas que no se pueden eludir, traiciones e injusticias que nos ponen a prueba y nos conducen al desengaño, pues el diablo toma muchas apariencias… Usted ya se ha ganado su “libertad” donde muchos aún están por conquistarla, e incluso existen quienes ni se la plantean…. Ha escogido afrontar una misión como la Catedral de Murcia de grande, pues es algo hecho a su medida. Supongo que las misiones de vida son directamente proporcionales a la grandeza de la persona, de su propia esencia. Aunque nos hayan condenado siempre llevaremos consigo el orgullo de haber luchado hasta el final. Y por supuesto, si con esa lucha logramos alterar una sola línea de nuestra historia, la victoria seguirá viva y a nuestro alcance como humanidad. Gracias de corazón por hacernos recordar.

    Le gusta a 1 persona

  6. Un Gran Sabio dijo: “Por sus actos los conoceréis” y Tú, Pepe, actúas siendo un Héroe lleno de Sabiduría, Amor y Compasión. Muchas gracias por tu Valentía y porque Eres un Ejemplo a seguir!! Con respeto, un abrazo. Juani

    Le gusta a 1 persona

  7. Lamentable lo ocurrido contigo Jose. Eres una de los pocos abogados que merecen la pena en España. Sé que no está bien desear mal a nadie. Pero espero que a quien te haya hecho eso, algún día sufra en sus carnes, lo mismo que tu has sufrido. Traicionar a quien te ayuda y te cuida es de una maldad despreciable.

    Me gusta

  8. Mientras haya una sola lágrima en los ojos humanos, mientras haya un solo corazón doliente, nos negamos a aceptar la felicidad. En lugar de codiciar grados, poderes, iniciaciones y señoríos divinos debemos esforzarnos en ser hombres útiles a la humanidad doliente… Debemos buscar el trabajo fecundo en la Gran Obra del PADRE.”

    Samael Aun Weor – Los Misterios Mayores

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s