PALABRITAS PARA DON JOAQUÍN

Honorable señor Presidente:

Déjeme recordar  aquel bello  momento , en octubre de 1982, cuando entré en el colegio electoral para votar socialista. Todos, o casi todos en la Universidad nos habíamos dejado seducir por Felipe González, aquel joven andaluz que tanto bueno parecía tener preparado para el pueblo. Todos o casi todos  lo amábamos.Todos o casi todos estábamos dispuestos a votar por el cambio. Y así fue. Entre todos lo conseguimos.

La  presente comunicación tiene por objeto expresar, haciendo uso del principio constitucional de participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, mi parecer sobre la posibilidad que usted ha insinuado de implantar el pasaporte COVID en la hostelería.

Tal como el propio Felipe González gustaba de decir a González Lizondo durante los debates en el Congreso, incluso usted es capaz de entender lo siguiente:

—España está vinculada por dos convenios internacionales de Bioética, el de Oviedo de 1997 y la declaración universal de Bioética de Paris, hecha en 2005 bajo los auspicios de la UNESCO. Ambos coinciden en afirmar que no se aplicará al individuo ningún tratamiento, ni siquiera diagnóstico, sin su consentimiento, y de manera muy especial  en que el interés del individuo está por encima del interés de la sociedad y el de la ciencia. Si lee usted mi dictamen extenso sobre régimen jurídico de la vacunación en España, comprenderá que estos convenios tornan imposible la vacunación obligatoria incluso aunque para ello se pretendiese reformar la Constitución. Por ello.  todo intento de forzar la vacunación por medios indirectos, como lo es la implantación del pasaporte COVID, resulta  por ese motivo un fraude de ley.

—El artículo 10.2 de la Constitución establece que el catálogo de derechos fundamentales recogidos en ella se deberá interpretar de conformidad con la declaración universal de derechos del hombre y el resto de tratados internacionales suscritos por España en materia de derechos humanos, entre ellos los dos convenios de Bioética a los que me he referido.

—Esto obliga a interpretar el derecho a la vida y a la integridad física y moral recogido en el artículo 15, de conformidad con ambos convenios, lo que significa que la opción de   no vacunarnos forma parte de ese derecho fundamental de la persona.

—En consecuencia, si usted impone el pasaporte COVID en la hostelería, estará discriminando a un sector de los ciudadanos por el mero hecho de que hemos  decidido ejercer un derecho fundamental indiscutible e inalienable.  Esto, como es obvio, conduce a que esa posible medida también estaría vulnerando los artículos 14 de la Constitución y 14 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, ambos garantes del derecho de no discriminacion, porque impedir a un grupo de ciudadanos el acceso a determinados servicios debido a que han ejercido  un derecho fundamental,  no puede pretenderse que sea una discriminacion justificada.

Si usted decide ir adelante, el  trámite ordinario consiste en que su gobierno dictará la resolución sobre pasaporte COVID y posteriormente instará su ratificación al Tribunal Superior de Justicia. Habitualmente la decisión de éste último pasa desapercibida porque desgraciadamente no hay ni procedimiento ni audiencia de los ciudadanos,   pero sepa que en esta ocasión vamos a estar atentos y tenemos la intención de impugnar esa resolución de su gobierno si se dicta, y de  formular  el recurso que corresponda contra un posible auto judicial de ratificación. Todo ello se hará  sin perjuicio de la interposición de querella por un posible delito del artículo 542 del Código Penal en relación con los artículos 14 y 15 de la Constitución y 14 del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

¿Y ahora le parece que dejemos las formalidades y hablemos en serio?

 Yo pienso que usted  sabe que todo esto es una farsa, que un virus que en dos años de crisis ningún laboratorio del mundo ha conseguido aislar es más que posible que no exista y que lo que hemos vivido en los últimos tiempos no tiene más propósito que la vacunación masiva de la población.

Creo que usted es consciente de que el gobierno inundó de millones a las CCAA para financiar pruebas PCR y no otras menos invasivas porque el resultado de las pruebas PCR se puede manipular aumentando lo que se llama la cuantificación del ciclo.

 Creo que usted es consciente de que ese modo de proceder tiene  como propósito notificar una abundancia artificiosa de positivos que en realidad no lo son, con el propósito de asustar a la población para que todos corran a vacunarse.

Muchos están convencidos de que ustedes, los que gobiernan aquí, en Madrid y en todas partes, se han aliado con las fuerzas oscuras cuyo propósito es someter a la Humanidad a la esclavitud a través de una dictadura global.  

Yo querría pensar que usted es una persona honesta que preside un gobierno honesto preocupado por el bienestar del pueblo. Convénzame a mí y convenza a todos de que es así.

No puede usted humillar la cultura, la historia y los altos niveles de civilización a que ha llegado la Comunidad Valenciana trasladándonos a los tiempos de los progroms contra los judíos de la Alemania nazi. 

No puede usted hundir la economía de la Comunidad Valenciana aún más suprimiendo de un manotazo una buena parte del mercado de la hostelería.

Pero sobre todo, no tiene usted el menor derecho y la menor legitimidad para acosar a un sector de la población cuyos derechos son iguales a los del resto.

Honorable señor Presidente: Mírese al espejo y decida qué persona quiere ser de aquí en adelante.

Dé una oportunidad a la decencia.

No lo haga.

Por favor, no lo haga.

CONDICIONES PARA RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO CONTRA MASCARILLAS EN COLES

—Cada Comunidad Autonómica publica su propia resolución y hay dos meses para formular recurso. Por tanto pido a los padres que estén atentos y que se complete la financiación en ese plazo.

—El recurso hay que interponerlo con procurador. Para acreditar la representación será necesaria una comparecencia llamada apud acta en la que cada recurrente dejará constancia de que otorga poder al procurador. Para eso será necesario dar el número de procedimiento. Por tanto, primero se presenta el recurso diciendo que la representación se acreditará más tarde mediante comparecencia, a continuación esperamos la admisión a trámite con número de procedimiento y solamente entonces avisaremos a los recurrentes para que hagan la comparecencia aportando el número del procedimiento y los datos del procurador. La comparecencia se puede hacer en el juzgado más cercano al domicilio del recurrente.

—Los honorarios del procurador los comunicará el procurador.

—El procedimiento comienza con un simple anuncio en el que se le dice al Tribunal Superior de Justicia que se interpone recurso. Tras la admisión a trámite la Sala reclama el expediente administrativo y emplaza a la Administración demandada para que se persone.Una vez disponible el expediente, nos dan veinte días para formalizar la demanda y solicitar el recibimiento a prueba.Solicitaremos como prueba pericial el informe científico sobre efectos nocivos de las mascarillas. Después se da traslado a la Administración demandada para que conteste a la demanda por otros veinte días. Se practica la prueba (si es admitida) y se abre el trámite de conclusiones.

—En 2015 se hizo una reforma procesal bastante siniestra que por primera vez en España impuso entre otras cosas la condena en costas en el recurso contencioso administrativo. La medida tiene por objeto amordazar a los ciudadanos. Si todas nuestras pretensiones son desestimadas nos condenarán en las costas. Su alcance económico es limitado y supongo que puede rondar los 2.000/3.000€.

—He de consultar con Rosa Narros sus honorarios para intervenir como perito. Puede que no quiera cobrar pero como mínimo habría que sufragar sus gastos de desplazamiento.

DISCURSO DE JOSÉ ORTEGA EL 4 DE SEPTIEMBRE

Leído (o más bien intentado leer) por Sílvia María De Diego

Estamos aquí para detener la campaña de vacunación infantil y juvenil pero esto no debería ser necesario puesto que la vacunación en España ni es ni puede ser obligatoria. Es suficiente decir no. No es no, y de esto sabe mucho Pedro Sánchez. Él entiende este lenguaje.

Pido a los que estáis aquí que descarguéis de mi web y leáis mi dictamen sobre vacunación y tambien el documento para que los padres expreséis vuestra negativa a la vacunación de vuestros hijos. Es suficiente notificar el no consentimiento, pero si a continuación intentan discriminarlos, poneos en contacto conmigo y actuaremos porque esas acciones serían ilegítimas.

Os animo también a que descarguéis y enviéis el modelo de escrito para dirigir a la organización médica colegial a fin de que los colegios de médicos asuman la responsabilidad que les corresponde en este proceso. Debemos luchar con todo lo que tenemos porque es ahora o nunca.

Asistimos a un ataque sin precedentes contra el género humano. Parece que estas sustancias, además de muertes y daños neurologocos, pueden producir esterilidad y de ahí que vayan a por los jóvenes, que son la garantía de que la humanidad seguirá adelante.

Todo esto es una farsa y ellos lo saben. El índice mundial de mortalidad por COVID es del 0,021 % frente al 13% de la gripe estacional. Sus síntomas leves se curan con vitaminas C y D y los graves con ozonoterapia. Pero ellos han prohibido la ozonoterapia porque quieren que la gente muera. Repito: Quieren que la gente muera. Y quieren que la gente muera porque les interesa que esto parezca mucho más grave de lo que es. Por eso entre otras cosas están falsificando los certificados de defunción.

Tuve en el despacho a una enfermera que me contó el caso de un hombre muerto en su habitación del hospital tras golpearse la cabeza al tratar de salir de la cama. Se certificó muerte por COVID, y esto es solo un ejemplo especialmente grotesco de la desvergüenza con la que están falseando la verdad para que corramos a vacunarnos.

Y ahora voy a comunicar unos datos muy expresivos. Se trata de las fichas del servicio navarro de salud sobre las cuatro marcas de vacunas contra el COVID. Y atentos porque los datos no proceden de un grupo negacionista sino del propio enemigo.

PFIZER

No se ha establecido la eficacia y seguridad de la vacuna en niños y adolescentes menores de 16 años

AstraZeneca / Universidad de Oxford

No se recomienda la administración de esta vacuna en niños y adolescentes menores de 18 años

Janssen (Janssen-Cilag

No se recomienda la administración de esta vacuna en niños y adolescentes menores de 18 años

Moderna / NIAID (NIH)

No se recomienda la administración de esta vacuna en niños y adolescentes menores de 18 años.

¿Alguna duda? ¡No dejéis que asesinen a vuestros hijos!

(Espacio)

Hay una razón para todo esto. Desde el principio su propósito fue implantar la vacuna. Están presentando una sustancia que nos mata, nos deja inútiles y nos esteriliza, como medio para defendernos de una enfermedad leve y para protegernos de un virus que nadie ha visto y que parece que nunca verá nadie. Y eso es así porque la vacuna no es la solución sino el problema. Ellos concibieron primeramente una herramienta de externinio y solo después hicieron lo necesario para justificar su pretendida necesidad .

(Espacio)

Verdaderamente, como escribí en mi web cuando me decidí a luchar también contra esto, asistimos al zarpazo definitivo de la bestia, y verdaderamente nos enfrentamos a última batalla a de la humanidad. Esto es para nosotros una condena y al mismo tiempo un privilegio porque nos carga con la responsabilidad de luchar pero también nos proporciona la oportunidad de vencer.

(Espacio)

Muchos dicen, con razón, que esta lucha es esencialmente espiritual y que la resistencia mas eficaz consiste en no hacer nada excepto meditar y subir la frecuencia de vibración.

Cuando estudiaba en la Facultad de derecho aprendí que la sociedad medieval se dividía en tres estamentos: Los agricultores, los religiosos y los nobles. Los primeros trabajaban por todos, los segundos rezaban por todos y los terceros luchaban por todos.

A mí la vida me ha puesto en este tercer grupo, así que dejaré que personas más espirituales que yo puedan contrarrestar al enemigo con medios espirituales y seguiré haciendo lo que sé, que es luchar, aunque debido a las circunstancias ya no pueda ser en primera línea.

(Espacio)

¡No me detendré ante nada hasta ver roto el espinazo de esta bestia hedionda que tanto nos está haciendo sufrir y que tantas lagrimas está haciendo brotar!

(Espacio)

Pido confianza. Pido firmeza. Pido unidad. Nosotros somos tan numerosos como las estrellas en el cielo y ellos son sólo unos pocos. Nosotros tenemos la razón y ellos sólo tienen la fuerza. Nosotros tenemos la verdad y ellos sólo saben manejar la mentira y el miedo.

Si fallamos no habrá otra oportunidad.

No podemos perder esta guerra, así que propongo dejar atrás el recelo, los egos y las envidias a los que tanto partido saca el enemigo y que seamos capaces de estar a la altura de lo que los tiempos exigen de nosotros, combatiendo y venciendo.

A LAS PUERTAS DE LA CATEDRAL DE MURCIA

… Por donde tantas veces he pasado de camino entre los pisos de estudiantes que ocupaba primero en Ricardo Gil y más tarde en Torre de Romo, de camino a la Universidad.

Aquel tiempo en el que descubrí a Silvio Rodriguez y a Pablo Milanés.

… el deseo de cambiar cada cuerda por un saco de balas…

…Aquel tiempo en el que escuché en directo a Claudina y Alberto Gambino cantar al Che Gevara.

Aquí se queda la clara…

Yo entonces odiaba a muerte estudiar Derecho y no sabía por qué diablos estaba dedicándome a algo tan feo y tan aburrido.

Ahora lo sé.

Hay abogados que trabajan por el dinero y está muy bien.

Hay abogados que trabajan por el estatus social y está muy bien.

Hay abogados que trabajan para captar la oportunidad de meterse en algún negocio inmobiliario y está muy bien.

Hay abogados que están ahí para aprovechar la profesión como trampolín para mientras aguardan su salto a la política o algo parecido, y está muy bien.

Quizá a alguien le interese saber cual es mi móvil. Yo no soy un héroe popular, ni un iluminado, ni un enviado. Sólo soy un ciudadano común, por suerte abogado, que no aguanta la injusticia y que se ha encontrado con la sorpresa de que aquello que tanto rechazo le causó es la única herramienta de trabajo disponible para luchar contra la tiranía y para cuidar y proteger a los débiles. Esto ya no es cosa de espadas ni de lanzas, sino de palabras, argumentos y códigos.

Perdón por expresarlo se esta manera pero resulta que el propósito de la vida de todos nosotros, sin excepción, es transformarnos en héroes. Esto es así solo porque el héroe no es el que reparte bofetadas después de salir del gimnasio, sino aquel que se pone a disposición de los necesitados.

Quizá lo entendáis mejor viendo esta conferencia que di en julio de 2012, me parece

En aquellas jornadas inciertas, cuando pasaba frente a la catedral de camino a la Facultad de Derecho, no imaginaba que un día la vida me iba a conceder el privilegio de poder servir a mis semejantes y en cierto sentido de poder pisar las huellas de quienes con más méritos que yo lucharon por la libertad a brazo partido.

Me pidieron que hablara en Valencia, pero yo estaba cerca de Murcia y prefería este reencuentro con mi pasado

Esto es lo que sucedió a las puertas de la catedral:

Pero gracias a Isabel Más, a Olga Shandrina y sobre todo a Nadia Irina Fundateanu Fundateanu, que leyó en Valencia mi breve carta, también pude estar presente en mi tierra de adopción.

Francamente me siento abrumado.

Por favor creedme si os digo que nunca busqué la notoriedad. Cuando lo de la ley de costad sólo intenté hacer mi trabajo bien y con amor y defender las casas del derribo como si fueran mías.

Quizá por eso con motivo de mi primera intervención en el Parlamento Europeo se formó una red universal de oración y en el momento en que comencé a hablar había en todo el mundo 300.000 personas rezando para que me saliera bien.

Supongo que como consecuencia de esa actitud mía auténtica y no interesada, los micrófonos vinieron a mi, pero yo nunca los pedí o los busqué.

Quiero dar las gracias a todos los que creen en mi como persona y como profesional. A todos los que se niegan a dar pábulo a las difamaciones que vierten sobre mí. A todos los que depositan en mí lo más sagrado, su confianza.

Pido perdón a tantas personas que están esperando la respuesta a una consulta. Os aseguro que he dejado de tener vida privada y que casi todo mi tiempo es para vosotros.

Nunca os voy a defraudar, o al menos haré todo lo posible por no hacerlo.

A mi me han traicionado y me han apuñalado por la espalda muchas veces. Y esto lo han hecho las personas en quienes tenía confianza ciega. La última, la mayor traición de mi vida profesional, ha sucedido hace apenas unos días.

Duele mucho más cuando he dado el corazón, el alma y hasta el último gramo de mi energía. Da igual. No importa lo que me hagan. Puedo derramar lágrimas amargas como un niño cuando la persona cuyo problema he adoptado como mío me deja tirado en la cuneta como un deshecho o incluso me acusa a sabiendas de la falsedad.

Pero seguiré adelante con esa nueva cicatriz.

Los de arriba saben bien que no voy a pararme ante nada. Saben que voy a llegar hasta el final. No me refiero a los que tienen el poder porque ostentan o creen ostentar mando en plaza, ni el supra poder porque tienen tantos cuartos que manejan a los políticos.

No, no… Me refiero a los de más arriba. Me lo dijeron esta Primavera y acertaron. O sea que lo que tengo que hacer lo voy a hacer por encima no sólo de mis enemigos sino también de los que estando a mi lado y suplicando mi ayuda después me clavan sus puñales sin un pestañeo.

José Ortega

COMUNICADO DE JOSÉ ORTEGA

Para leer en la manifestación de 14.08.21 en Valencia porque no voy a poder estar. Tengo que hablar en la de Murcia.

Muchas gracias a los organizadores por contar conmigo

COMUNICADO DE JOSÉ ORTEGA

Una manifestación se hace para protestar cuando lo tenemos todo en contra y ya no nos queda otra forma de oposición.

En este caso no es así. Muchos ya conocéis mi dictamen sobre vacunación, que demuestra que no nos pueden obligar se pongan como se pongan.

Lo que sucede es que muchos padres han creído que la citación de sus hijos para vacunarse antes de comenzar el curso es una obligación Y NO ES ASÍ.

Por favor, consultad en mi web thecoronaviruslegal.wordpress.com el escrito de descarga gratuita para que hagáis saber al director del colegio que NO prestáis el consentimiento para vacunar a vuestros hijos.

Estamos aquí para expresar públicamente nuestra protesta a pesar de que la ley está de nuestro lado porque se están metiendo con nuestros hijos, que son lo más puro, lo más limpio y lo más necesitado de amparo, y esto ya se ha convertido en un asunto no de la ley, sino de las tripas y del corazón.

Por favor, no os dejéis abrumar por la maldad de nuestros enemigos. Tenemos aliados en la tierra y en el cielo que nos protegen y nos cuidan.

Tened confianza.

Tened serenidad.

Vamos a vencer para siempre al mal.

JOSÉ ORTEGA EN LA VENTANA ESMERALDA

Cuenta corriente para proyectos e iniciativas

(Es conveniente remitir datos fiscales porque se emitirá factura)

Titular: José Ortega Ortega

ES3320386111316000151096

Cuenta corriente de la asociación de derechos civiles ATENEA para ingreso de donaciones con destino a iniciativas para la comunidad, como el dictamen de las vacunas, el dictamen de la ley gallega, las cinco quejas presentadas ante el Parlamento Europeo y otras

ES7701820100280201727884

SOLICITANDO LA SUPRESION DE LA PRUEBA PCR

Quien quiera figurar como solicitante que ponga en un comentario nombre y dos apellidos. Los muy escrupulosos con la protección de datos personales pueden remitir correo a ortega_abogados@icloud.com.

La financiación de la vía administrativa está casi cubierta por la Coordinadora SIN MIEDO. Del futuro recurso contencioso administrativo ya hablaremos. El objetivo de esta iniciativa es obtener una sentencia que ordene la supresión de las pruebas PCR en España.

PULSA PARA DESCARGA

Cuenta para ingreso a efectos de contribuir al coste de este proyecto:

ES3320386111316000151096

Necesitaría los datos fiscales para hacer factura a cada uno.

DOCUMENTO PRIVADO PARA OTORGAR REPRESENTACIÓN

En ……………………….., a ……………… de agosto de 2021

…………………………………………………………………….., mayor de edad, con domicilio en ……………………………… y DNI/NIE núm. ………………………………

MANIFIESTO

Que, mediante el presente escrito, y de conformidad con los artículos 1709 y ss. del Código Civil, otorgo poder de representación al abogado Don José Ortega Ortega, con despacho abierto en El Puig (Valencia), plaza Mariano Benlliure 21, primero, y número de colegiado ICAV 4941, para que formule ante el Ministerio de Sanidad solicitud razonada de supresión de las pruebas PCR como procedimiento principal para detectar el SARS-COV-2.

Y para que así conste y surta efectos ante el Ministerio de Sanidad, expido y firmo el presente documento en el lugar y fecha del encabezamiento

Este texto debe ser cumplimentado y firmado. Después escanear y remitir por correo electrónico

Remitir datos a the coronaviruslegal@gmail.com

JURO POR APOLO MÉDICO Y POR ASCLEPIO Y POR HIGIA Y POR PANACEA Y TODOS LOS DIOSES Y DIOSAS

MODELO PARA QUE LO MANDE QUIEN QUIERA CONTRIBUIR A DETENER EL GENOCIDIO VACUNATORIO

COMUNICACIÓN A LA ORGANIZACIÓN MÉDICA COLEGIAL

Tengo el gusto de dirigirme a esa institución en busca de guía y consejo sobre él actual proceso de vacunación por COVID 19, así como para expresar la petición que en seguida se dirá.

La vacuna es un tratamiento médico que, a mi entender, debe ser prescrito por un médico. Por esta razón me causa desconcierto que personas en apariencia carentes de toda formación en Medicina, y en concreto famosos como Doña Belén Esteban, Don Matías Prats o Doña Ana Rosa Quintana, protagonicen un anuncio institucional en el que insisten en que todos debemos vacunarnos. Personalmente creía que el consejo sobre si al paciente le conviene que le sea administrada una vacuna u otro medicamento terapéutico o preventivo correspondía en exclusiva al profesional legalmente habilitado para el ejercicio de la Medicina y no a los famosos de la tele.

Con prudencia y respeto quisiera trasladarles mi parecer de que hasta donde sé, ninguna de las vacunas que se están administrando ha sido autorizada por la Agencia Española del Medicamento por no haber superado las diferentes fórmulas la fase de experimentación clínica previa, sin perjuicio de las licencias provisionales que pudiera haber otorgado la UE. También he oído acerca de muertes y lesiones graves asociadas a la administración de la vacuna de COVID 19.Esto proporciona a la actual campaña institucional un sesgo más bien inquietante y genera en mi persona una incertidumbre que confío en que esa institución consiga suprimir o mitigar.

Entiendo que la Organización Médica Colegial no puede ni debe permanecer indiferente ante esta situación. Conforme a sus estatutos, le corresponde entre otros fines “la colaboración con los poderes públicos en la consecución del derecho a la protección de la salud de todos los españoles y la más eficiente, justa y equitativa regulación de la asistencia sanitaria y del ejercicio de la Medicina, así como cuantos corresponde y señala la Ley de Colegios Profesionales” (artículo 3.4).

En relación con la campaña televisiva protagonizada por los famosos, quisiera recordar que una de las competencias específicas que los estatutos atribuyen a esa institución es precisamente la de “la vigilancia del ejercicio profesional, el control de la publicidad y propaganda profesional, y de las informaciones aparecidas en los medios de comunicación social que tengan carácter o hagan referencia profesional y puedan dañar a la salud pública o a los legítimos intereses, prestigio y dignidad tradicionales de la profesión médica”.

Opino que la campaña de los famosos podría efectivamente dañar la salud pública si tenemos en cuenta lo expuesto arriba sobre la vacuna como sustancia en experimentación y no autorizada oficialmente.

Si coincidimos en la premisa fundamental de que la recomendación de la vacuna es un acto de prescripción médica reservado a los profesionales de la medicina legalmente habilitados para su ejercicio, parece evidente que debería ser de aplicación el código deontológico. Como sabe esa institución, el mismo contiene reglas y condiciones muy estrictas cuyos destinatarios son los médicos y que obviamente nunca pueden ser de aplicación a los famosos de la tele. Partamos de lo siguiente:

Artículo 7

“1. Se entiende por acto médico toda actividad lícita, desarrollada por un profesional médico, legítimamente capacitado, sea en su aspecto asistencial, docente, investigador, pericial u otros, orientado a la curación de una enfermedad, al alivio de un padecimiento o a la promoción integral de la salud. Se incluyen actos diagnósticos, terapéuticos o de alivio del sufrimiento, así como la preservación y promoción de la salud, por medios directos e indirectos”.

“2.‐ El médico, principal agente de la preservación de la salud, debe velar por la calidad y la eficiencia de su práctica, principal instrumento para la promoción, defensa y restablecimiento de la salud”.

De particular interés resulta el tratamiento de actividades contrarias a la ética:

“Artículo 26

1.‐ El médico debe emplear preferentemente procedimientos y prescribir fármacos cuya eficacia se haya demostrado científicamente.

2.‐ No son éticas las prácticas inspiradas en el charlatanismo, las carentes de base científica y que prometen a los enfermos la curación, los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces, la simulación de tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas y el uso de productos de composición no conocida”.

Siendo conocido algún que otro caso de médico sancionado por pretendido “charlatanismo” debido a practicar la homeopatía, francamente resulta difícil entender cómo esa institución admite que determinados famosos, sin ser médicos, se permitan el lujo de dar una recomendación terapéutica como es la de vacunarnos. En especial cuando lo que se está recomendando es que nos inoculemos una sustancia experimental, no autorizada y que ha causado muertes y lesiones graves. Por otro lado, el mensaje de estos famosos no promete la curación pero sí la inmunidad, lo que en la práctica resulta equivalente.

Quisiera consultar a esa institución si estas promesas de inmunidad no son propiamente charlatanismo, y si resulta prudente y conforme con la buena praxis que personas que no son médicos puedan incurrir libremente ven el charlatanismo prohibido por el código deontológico, pero sin ninguna consecuencia puesto que no están sometidos a la disciplina colegial.

El propósito de la presente comunicación es doble:

—En primer lugar, consultar a) si son de recibo las prácticas que he descrito, y en particular que los famosos de la tele usurpen la función que legalmente corresponde a los profesionales de la Medicina, b) si la recomendación de someternos a una vacuna no comprobada científicamente y prometiendo la inmunidad sería contraria al código deontológico en el caso de que hubiera sido hecha por un médico, c) si la recomendación de la vacuna es un acto médico reservado exclusivamente a los medicos, d) si el envase de la vacuna debe especificar su composición, advertencia sobre sus posibles efectos secundarios y número de lote.

—En segundo lugar, solicitar a esa institución que, en uso de las competencias atribuidas en sus estatutos, se dirija a los poderes públicos en orden a instar: a) el cese de la actual campaña de vacunación b) el reconocimiento de que la recomendación de administración de la vacuna es un acto médico reservado exclusivamente a los médicos y sujeto a prescripción médica, c) la exigencia de un consentimiento informado con todos los requisitos legales, d) un seguimiento riguroso de la evolución de los pacientes vacunados, incluyendo, en la anamnesis, entre otros que se consideren adecuados, los siguientes datos: fecha de vacunación, marca y número de lote de la vacuna, inclusión de los anteriores datos en el historial médico del paciente y toma de razón de dichos datos en pruebas médicas a las que pueda ser sometido el paciente en el futuro. El seguimiento deberá prestar especial atención a la aparición de posibles efectos adversos derivados de la vacuna.

Quisiera añadir la siguiente reflexión:

Conforme a sus estatutos, la Organización Médica Colegial es una corporación de derecho público que ejerce potestades públicas y está sujeta al derecho administrativo. Por tanto, en sus relaciones con los colegiados, tiene indudablemente carácter de Administración pública.

No obstante, cuando sus actos u omisiones pueden afectar a la salud pública en general (como es el caso) no cabe duda de que tal carácter de Administración pública se hace extensiva al conjunto de los ciudadanos.

Pues bien: Esto último implica que, eventualmente, a esa institución puede serle de aplicación la responsabilidad patrimonial de la Administración. La materia está regulada en el artículo 36 de la ley de régimen jurídico del sector público, y puede ser de interés su apartado segundo:

“ La Administración correspondiente, cuando hubiere indemnizado a los lesionados, exigirá de oficio en vía administrativa de sus autoridades y demás personal a su servicio la responsabilidad en que hubieran incurrido por dolo, o culpa o negligencia graves, previa instrucción del correspondiente procedimiento”.

Podría efectivamente incurrir esa institución en responsabilidad patrimonial en la eventualidad de que se produjeran resultados dañosos como consecuencia de la vacunación de COVID 19. Esta posible responsabilidad desde luego no se produciría debido a que la Organización Médica Colegial sea la responsable del proceso de vacunación o de sus campañas publicitarias, sino por lo que pudiera eventualmente resultar en una falta de atención en cuanto a la función que le corresponde con arreglo al artículo 3.4 de sus estatutos, en especial después de recibirse la presente comunicación.

En tal caso, y con arreglo al artículo 36.2 de la ley del sector público, los responsables de tal falta de atención podrían verse obligados a responder económicamente con su propio patrimonio personal de los daños causados. Esto último sugiere la conveniencia de que esa institución acceda a dirigirse a los poderes públicos en los términos interesados en la presente comunicación. Ésta parece la única forma segura de prevenir que sus responsables se vean en la obligación de responder económicamente con su patrimonio privado de los daños que pudiera causar a terceros la administración de la vacuna.

Sin otro particular, aprovecho la ocasión para saludarle cordialmente